Houston: Ya no tienen un problema


La Nación, 21 de junio de 2018. Bryan Castillo

Foto: Sebastián y Leonardo (ambos con un cartón en sus manos) le pidieron consejos al astronauta Franklin Chang.

Sebastián Herrera y Leonardo Brenes, ambos de 18 años, partirán el próximo 22 de julio rumbo a la sede de la NASA en Houston, Texas, y regresarán el 6 de agosto.

Allá trabajarán en un plan que ayude a futuros astronautas a llegar a Marte.

En lugar de decir “Houston, tenemos un problema”, los dos jóvenes ticos esperan ayudar a planificar la misión que llevaría los primeros humanos al planeta rojo.

El proyecto servirá para que ellos, junto a 50 jóvenes más de todo el mundo, se preparen en esta materia.

Herrera cursa el primer año de la carrera de Física en la Universidad de Costa Rica (UCR) y Brenes está en sexto año en el colegio Blue Valley.

Ambos recibieron una beca por parte de la Estrategia Siglo XXI, liderada por el astronauta costarricense Franklin Chang, quien este miércoles les comunicó de manera oficial que se irán a preparar a Estados Unidos.

“Ya este es el octavo año consecutivo que hacemos esto, siempre van dos jóvenes, es decir, con ellos dos (Sebastián y Leonardo) serían ya dieciséis. Los anteriores muchachos han trabajado muy bien, eso quiere decir que en Costa Rica hay capacidad para estar ahí”, afirmó Chang.

“Los anteriores costarricenses han dado buenos resultados, tanto así que ya los espacios para ellos están asegurados. Ellos van a ir a una escuela muy competitiva, también van a tener la oportunidad de estar en las empresas que trabajan en conjunto con la NASA y conocer más del ámbito espacial”, añadió el doctor.

Sebastián se mostró agradecido con Chang.

“Esto significa mucho para mí, es una gran oportunidad para crecer y para aprender. Es un verdadero orgullo poder estar aquí con don Franklin, que fue el que abrió estas puertas hace varios años”, destacó.

Brenes aseguró que este proceso le enseñó a ser perseverante ya que, al igual que Sebastián, lo tuvo que intentar varias veces.

“Participé dos veces más, esto a uno lo ayuda a ser paciente y a soñar, uno no se debe poner fronteras. Hace poco un amigo me preguntó si yo sabía cuál era el nombre de los dos únicos astronautas ticos, yo le dije que solo había uno, que se llama don Franklin Chang, o sea, solo es él, pero eso no quiere decir que no pueda haber más en el futuro”, contó.

Este campamento se formarán 7 grupos, todos tendrán tareas diferentes para lograr que una nave espacial llegue sin ningún problema al planeta rojo cuando los viajes sean posibles.
Houston, Texas, NASA, Franklin Chang